El colectivo es participativo

El colectivo no está mercantilizado

Esto quiere decir que no hay un intercambio económico de ningún tipo, ni siquiera en forma de trueque entre los miembros del colectivo, lo que sí existe es una corresponsabilidad. Esto facilita que como colectivo no necesitemos intercambios económicos por no tener que pagar por el espacio y al mismo tiempo nos hace compartir la responsabilidad de la gestión del espacio.

 

Tareas

Un colectivo como el nuestro implica un montón de tareas además de las propias de guiar las sesiones, estas son sólo algunas de ellas:

  • Organizar las actividades del colectivo, preparar y organizar nuestras propias asambleas o actividades extraordinarias
  • Participar en las asambleas
  • Guiar Sesiones
  • Gestionar el correo electrónico: dudas, listas de correo
  • Tareas de comunicación

 

Entonces, si nadie cobra ¿sobre quién recaen todas estas tareas?

Esta cuestión es muy importante y la respuesta es: sobre TODOS los miembros del colectivo.

De todas estas tareas, no es más responsable quien guía la sesión que quien practica, ni tampoco quien lleva 5 años asistiendo es más responsable que quien lleva 6 meses. La responsabilidad es compartida por igual entre todos los miembros del colectivo.

 

 

Si practico Yoga ¿soy miembro del colectivo?

Aunque cada unx puede tardar más o menos tiempo en sentirlo, en principio la respuesta es sí.

El silogismo está preparado ;) Si los miembros del colectivo son responsables y yo por practicar Yoga soy miembro del colectivo entonces…

 

 

¡Yo también soy responsable de las tareas del colectivo!

:) Así es, en cualquier caso, es tu decisión practicar o no en el colectivo, pero si lo haces, es así.

 

 

¡No te agobies! ahí van unas cuantas ideas positivas:

  • Si estás empezando, date un tiempo, prueba, a ver que te dice algo por dentro… si quieres seguir e implicarte o no. En cualquier caso nadie te va a pedir explicaciones, es tu proceso interno, vívelo con tranquilidad.
  • Si ya llevas un tiempo practicando y no eras consciente de esto ¡tranquil@! no te agobies, reflexiona si quieres ser más participativ@ en adelante y si decides continuar ¡bienvenidx a la gestión compartida!.
  • Las tareas repartidas son muy llevaderas.
  • Las tareas son rotatorias.
  • Compartir tareas nos ayuda a socializar, hay personas maravillosas a las que conocer en el colectivo.
  • Vas a aprender mucho :)

Supongamos que pasamos al punto siguiente…

 

 

¡Sí, quiero participar!

¡Gran decisión! además de un sitio donde practicar Yoga formas parte de un colectivo de personas con las que compartes y cada vez más un montón de cosas estupendas.

 

 

Pero… ¿cómo?

Aquí llega una de los principio más importantes de la autogestión, probablemente lo oirás en alguna ocasión ¡empodérate!

Esto es (de una forma respetuosa): toma la iniciativa, pregunta, ofrécete, propón, etc.

y para comenzar… ¡apúntate a uno de los grupos de trabajo!